Beneficios de la Terapia Online

Recordemos por un momento como era la vida en el 2019, para la mayoría de nosotros implicaba levantarse temprano por la mañana, ir a trabajar y de vuelta a la casa en la tarde. Algunos, hasta habían tomado la decisión de ir al psicólogo, algo no tan frecuente en aquellos tiempos que ya se sienten muy lejanos, quizás por algún problema en particular, o solo para mejorar en alguna habilidad social o emocional, pero eso significaba salir rápido del trabajo para alcanzar a tomar el metro o micro, ya que tampoco pedían una hora muy tarde, porque eso significaba tener que llegar aún más tarde a casa o a esa junta con los amigos en semana (todos sabemos cuál). Entonces, llego el 2020, y de repente nos encontrábamos encerrados en nuestras casas, y todo simplemente se transformó a un mundo virtual, y por supuesto la terapia no se quedó atrás.

 

Surge de inmediato la pregunta, ¿es la terapia por videollamada igual de efectiva que en persona?, la respuesta es sí, la terapia por videollamada tiene sus inicios en 1959, donde se utilizaba esta modalidad para terapia individual y grupal en Nebraska, aunque en esos años la tecnología para hacerlo costaba varios cientos de dólares. Si bien, podríamos pensar que es algo relativamente nuevo, se cuenta con más de 40 años de investigación, realizándose estudios con miles de pacientes, y mostrando excelentes resultados.

 

psicología-online
consulta-online

La Terapia Online también implicó que los pecios bajaron y las distancias disminuyeron, y así la pandemia logró algo que los profesionales de Salud Mental venían buscando por años, llegar a más personas, y que la distancia o el dinero no fueran un brecha, así personas de regiones que históricamente han tenido menos opciones de profesionales de la salud, pueden encontrar al especialista que necesitan,  chilenos en otras partes del mundo tienen a un solo clic a terapia con psicólogos de su nacionalidad,  más adelante les  contaré porque esto es importante.

 

Desde el otro  lado de la pantalla, viendo esto como terapeutas nos dimos cuenta también que a las personas les era más cómodo asistir a terapia desde su casa, claro acá el factor distancia y ahorro en pasaje o bencina podrían ser la gran razón, pero no era solo eso. Sabemos que nunca es fácil tomar la decisión de ir a terapia, y puedo incluso generar aún más angustia, por lo que hacerlo a través de una pantalla ayuda a que sea menos amenazante, ya que estamos en seguridad del hogar con un tesito y una manta por si hace frío.

Por: Marcela Díaz, Neuropsicóloga Grupo Cetep. 

atención-virtual