fbpx

10 Consejos para que inviertas en tu Salud Mental

Ya desde hace algunos años se han realizado numerosas campañas para resaltar la relevancia de la Salud Mental, en este contexto, La Organización Mundial de la Salud (OMS) no se quiso quedar atrás y nos deja la siguiente frase: “No hay Salud sin Salud Mental”. Con estas palabras nos queda claro que el cuidado de nuestro Bienestar Mental no puede ser dejado al azar.

Y, ¿qué es el bienestar mental?, la OMS lo define como un estado psicológico, en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades y puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y es capaz de contribuir a su comunidad.

Para lograr esto, existen diversas estrategias de autocuidado, donde puedes incorporar una serie de prácticas de vida saludable a tu rutina diaria que serán una de las claves para conseguir el necesario Bienestar integral.

A continuación, te entregamos 10 consejos que puedes seguir en tu día a día, que podrían hacer la diferencia si los incorporas como hábitos en tu rutina

  1. Come saludable y balanceado. Reduce los alimentos procesados (y si, esto incluye la comida chatarra). Se ha comprobado cómo una dieta rica en vegetales, frutas, fibra, lácteos descremados y proteínas mejora la salud física y mental.
  2. Intenta que las opiniones de los demás NO te afecten.  Considera solo las críticas constructivas que te aportan valor. La aprobación que necesitas es la tuya.
  3. Haz actividad física (¡caminar también cuenta!). La actividad física está muy vinculada a la Salud Mental. Unos 30 minutos después de realizar ejercicio se produce una disminución de la ansiedad, especialmente de la sensación física de malestar asociada. Además, el ejercicio físico regular produce un “efecto sedante” natural más eficaz que algunos fármacos tranquilizantes.
  4. Establece metas y prioridades.  Identifica qué debe hacerse ahora y qué puede esperar. Aprende a decir “no” a las nuevas tareas si te empiezas a sentir sobrepasado. Trata siempre de ser consciente de lo que has logrado al final del día, no de lo que no has podido hacer.
  5. Guarda tiempo para ti. Agenda una cita contigo cada día para regalonearte. Es muy importante definir espacios de autocuidado, que permitan hacer un alto en la rutina.
  6. Mantén una vida social activa. Comparte, ríe, y disfruta. Cultivar las relaciones humanas requiere que nos relacionemos con los otros, prescindiendo de las redes sociales que suelen enfriar la calidad de las relaciones que tenemos.
  7. ¡Sorpréndete!. Intenta no caer en la rutina y prueba cosas nuevas. Pequeños cambios en la rutina pueden refrescar el día a día y ayudarte a escapar de la monotonía. Es posible vivir grandes aventuras desde el sitio en el que estés.
  8. Identifica e intenta cortar tus relaciones toxicas. Esas que sólo te quitan energía en lugar de aportar algo positivo. Hay estudios que muestran que cuando se permanece en una relación insatisfactoria el estrés se eleva y la salud se deteriora.
  9. Deja de tomarle fotos a todo, para que disfrutes mejor del aquí y el ahora. Es importante conectarse adecuadamente con las experiencias del día a día, permitirse participar de las experiencias y no ser un mero espectador.
  10. Practica la gratitud. Recuerda a diario las cosas por las que estás agradecido. Se específico. Puedes escribirlos en un diario o repetirlos en tu mente.

        Por: Marcela Díaz, Neuropsicóloga Grupo Cetep.